La pobreza en Namibia es bastante alta y tan sólo hace falta darse una vuelta por ciertas zonas de algunas ciudades, para ver que la pobreza ocupa buena parte del territorio. Es una verdadera pena, porque seguro que sentimos la tentación de dar una propina a los niños que vagan por al zona. Es curioso que un simple acto como dar una propina a unos niños de Namibia o persona que lo necesite, puede resultar incluso negativo, sobre todo para los más pequeños. Si lo pensamos bien, nos daremos cuenta que no es recomendable ofrecer una propina en Namibia.

ninos.jpg

Si damos una propina a un niño, ellos se darán cuenta que los turistas son fuente de dinero, por lo que cada vez que llegue un turista a la ciudad, ellos se acercarán rápidamente hacia los turistas, para intentar que le den una propina. Esto hará que muchos niños cuando crezcan incluso intenten robar a los turistas, porque saben que llevan dinero en cima. Además de los robos, dar una propia a los niños, hace que ellos pierdan el interés por hacer otra cosa en la vida, sino que simplemente esperan la llegada de los turistas para ganar dinero para comer unos días.

Aunque parezca algo ilógico y sin sentido, es lo mejor que podemos hacer cuando llegamos a un país tan pobre como Namibia, porque con el paso del tiempo es algo muy negativo para ellos, aunque en el momento les pueda hacer ilusión que un turista le pueda dar dinero, comida o lo que sea. Ya cada uno deberá actuar como quiera, pero sabiendo y teniendo en cuenta estas recomendaciones.