La segunda parte del programa El último superviviente en Namibia está también muy interesante, tanto como el anterior. Este superviviente sigue avanzando hacia una dirección concreta, que es donde podrá encontrar la salida y salvarse. Pero mientras tanto tiene que comer y beber, porque en el desierto de Namibia el sol aprieta mucho y en pocas horas una personas puede morir por deshidratación. El superviviente se las ingenia para poder conseguir alimento, algo no muy sabroso. Es un plato que nunca se nos podría ocurrir que se puede comer, a pesar de ser una serpiente venenosa.

namibia.jpg

Esta persona come una serpiente que se encuentra, la mata y luego le corta la cabeza. En primer lugar comer un poco en crudo y luego hace un fuego con el que cocina a la serpiente. Imagino que no es un plato al que ninguno de vosotros le gustaría probar, pero en casos extremos, es algo básico saber comer lo que nos ofrece el entorno, a pesar de que sea desagradable a simple vista, pero resulta muy nutritivo. No se lo pierdan porque seguro que les parecerá muy sorpendente y curioso en algunos casos.

El vídeo es una maravilla y seguro que aprenden muchas cosas nuevas acerca de la superviencia, disfrutan con los paisajes de Namibia y muchas más cosas. Es un pequeño programa cuya segunda parte es muy interesante y de seguro que se van a sorprender mucho de todo lo que hace el superviviente. Siempre podemos aprender cosas nuevas, porque nunca se sabe si la necesitaremos algún día.