1.jpg

Namibia acoge desde ayer la primera subasta legal de marfil que tienen lugar en África austral en la última década; a la venta, 108 toneladas de colmillos de elefantes. En la primera jornada seis compradores chinos y japoneses se alzaron con 7,2 toneladas por 1,18 millones de dólares (940.370 euros).

Hemos puesto a subasta nueve toneladas pero las 1,8 toneladas restantes serán utilizadas por joyeros y escultores locales», indicó el ministro namibio de Medio Ambiente, Leon Jooste a la prensa. La subasta se realizó a puerta cerrada, sin presencia de los medios de comunicación ni del público.

Esta venta, que concluirá a principios de noviembre, continuará en Botswana, donde se subastarán 44 toneladas el viernes, en Zimbabue (cuatro toneladas el 3 de noviembre) y Sudáfrica (51 toneladas el 6 de noviembre).

La subasta de marfil fue aprobada en julio pasado por la Convención sobre Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Salvajes amenazadas de Extinción (CITES)