La pregunta es sencilla y la respuesta tiene mucho que ver con las focas, con los asesinatos y con la sangre. Tanto en Namibia como en Canadá se asesinan cada año muchas focas y todo por el interés comercial, para ganar dinero y con las ansias de ser ricos. Los productos que se comercializan gracias a los asesinatos de las focas son varios y desde luego este hecho es totalmente repudiable, algo que no impide que cada año en costas de Namibia se sigan asesinando a muchas focas y de una manera cruel.

focas-namibia.jpg

El interés es principalmente por su piel, que sigue teniendo un valor incalculable, por lo que se cuidan de no dañarla y para ello usan palos y pegan directamente en la cabeza, así que imaginar esta dramática escena es cuanto menos muy desagradable. La verdad es que tanto la piel como la grasa es algo que se vende muy bien, pero también es curioso comprobar que los penes de las focas también se venden, algo repudiable.

Estos países como Namibia, Canadá y tantos otros siguen matando a focas sin sentido y de una manera poco humana, aunque el asesinato de animales es simplemente un acto que debería ser castigado, pero lo gobiernos se llenan los bolsillos con estos beneficios y les interesa seguir con estas prácticas, todo a pesar de no tener ninguna pizca de sentimiento hacia los animales y su sufrimiento es algo que no les importa. De este modo en Namibia las focas siguen reduciéndose en cuanto a número se refiere.

Foto|Google-Earth