namibia-desierto.jpg

En Namibia la sequía es más que evidente desde hace muchos y cada vez más regiones del país están teniendo problemas por la escased de lluvias, un problema para que las familias puedan beber, además de ser un problema para dar de beber a los animales y regar los cultivos, que desde luego puede derivar en un problema mucho mayor como es el caso del hambre, que es uno de los temores de muchos ciudadanos en estos momentos tras vivir la sequía de cerca desde hace algunos años.

Diferentes regiones del país apenas tienen agua para poder sacar adelante sus cultivos y esto es algo que puede desencadenar problemas severos de alimentación por parte de la población. De momento en Namibia la lluvia es un bien escaso en diferentes lugares del país y lógicamente poco se puede hacer para que llueva para consumo humano, para dar de beber a los animales y para regar cultivos.

Aunque todo el país atraviesa momentos complicados en relación a la sequía lo cierto que uno de los lugares más conflictivos es Kunene, una región que se encuentra justo en la frontera con Angola y es un lugar donde el agua apenas cae en los últimos años. Por desgracia en este lugar viven muchas familias pertenecientes a la tribu himba que apenas pueden llevar a adelante sus cultivos y el ganado tiene igualmente problemas para beber. En este caso la tribu intenta solucionar su problema visitando otros lugares para poder encontrar zonas de agua, como ha estado haciendo durante décadas.

Vía | Elpais
Foto | Wikimedia